¿Cuál es la mejor solución en equipamiento de refrigeración para mi establecimiento?

Septiembre 30, 2019

AKOGAS NDIR_carritoEn España hay aproximadamente unos 20.000 establecimientos dedicados al Food Retail, de los que tan solo una sexta parte, tienen una superficie superior a los 1.000m2.

Esto quiere decir que el grado de atomización del mercado del Food Retail en España hace que el mismo tenga unas necesidades muy diferentes al resto de países europeos, en cuanto a la instalación frigorífica se refiere. Las cinco principales cadenas acaparan el 50% del mercado, mientras que en Europa es habitual que ese dominio llegue al 80%. Por otro lado, el abanico de propuestas ante un parque instalado tan homogéneo son tan abundantes que dificulta el análisis y la selección de la solución más idónea para cada caso.

Actualmente, y debido a varios factores, tanto de mercado como de legislación, el foco de los principales actores del Food Retail está puesto en mayor medida en las tiendas existentes, que en la apertura de nuevas tiendas.

En España, el ratio de supermercados por cada 1.000 habitantes es de 3,4, mientras que en la Unión Europea es de 2,6. Si a esto le unimos el estancamiento de la población en España, y por lo tanto, el hecho de que hay menos bocas que alimentar, es inevitable que se produzca la guerra de precios que ya estamos viviendo. Si a todo esto sumamos los ya de por sí ajustados márgenes con los que trabaja el sector, los cambios en las tendencias de compra, la demanda del producto fresco y de calidad, el canal online (para unos una oportunidad, y para otros una amenaza), y los retos legislativos de presente y futuro, es indiscutible que la reducción y control de gastos operacionales, la eficiencia y el cuidado del producto, así como la inversión en soluciones con un rápido retorno son factores críticos que hoy en día afectan directamente a la cuenta de resultados.

F-Gas como revulsivo

Sobre la mesa hay infinidad de soluciones para optimizar las instalaciones frigoríficas, pero sin duda alguna, las relacionadas con los gases refrigerantes son las que más están acaparando la atención, por motivos legales, económicos y de disponibilidad.

No obstante, este surtido de soluciones ha causado más confusión que ayuda, y es muy elevado el número de propiedades que realmente a estas alturas no saben qué solución adoptar para resolver sus problemas.

La F-Gas ha sido la mecha que ha provocado esta explosión de diferentes ofertas en el mercado, pero cabe destacar que esta normativa afecta en mayor medida a nuevas instalaciones que a las existentes.

Como comentábamos en el punto 1 de este artículo, el mercado del Food Retail español está más concentrado en optimizar el parque instalado que en la expansión y apertura de nuevos establecimientos por los factores anteriormente analizados. En esta tesitura, tenemos más opciones para tener en cuenta que nos pueden ayudar a:

  • Reducir significativamente el coste de la inversión a realizar
  • Acelerar el payback
  • Prolongar la vida operativa de nuestras instalaciones aún no amortizadas
  • Cumplir con la normativa vigente
  • Incrementar la eficiencia de la instalación y reducir dramáticamente las TCO2 equivalentes emitidas a la atmósfera

Aunque como decimos, hay infinidad de propuestas, podemos agrupar las principales en tres:

  • Paso a Refrigerantes Naturales, lo que exige una remodelación completa de la instalación frigorífica
  • Retrofit a gases con menor PCA, sencillo si es un sustituto directo, y no tanto si no lo es
  • Sistema de Detección Temprana para la reducción de las fugas de gas refrigerante

Dependiendo del tipo de establecimiento que tengamos, la antigüedad de dicho centro, la localización, el tipo de instalación existente, la composición de las ventas, el ratio de fugas que tengamos, etc… cada una de estas soluciones será más o menos conveniente.

Entonces, ¿Cuál es la mejor solución para mis instalaciones?

En la tabla a continuación, podemos observar unas comparativa que relaciona estas tres soluciones con las tres principales configuraciones del Food Retail:

Tabla de coste de la solución

Después de ver esta tabla, seguramente pensarás que lo que trato de transmitir con este artículo es que AKOGAS NDIR es la mejor solución para cualquier tipo de establecimiento, pero no es así en absoluto.

En esta comparativa estamos analizando únicamente el coste de la solución, pero hay otros factores a tener muy en cuenta. Por ejemplo, si estamos hablando de un Supermercado con su vida operativa agotada en cuanto a la instalación frigorífica que está sufriendo un alto ratio de fugas por efecto de la antigüedad de la instalación, muy probablemente, lo más conveniente sea remodelar la instalación y el mobiliario por completo y pasar a CO2 ó A2L, dependiendo del tamaño y configuración de la instalación, que instalar un sistema de detección prematura de fugas de gas como AKOGAS NDIR.

Por otro lado, podemos observar que un Retrofit tiene un coste de implantación muy similar al de nuestra solución AKOGAS NDIR. Esto es cierto siempre y cuando el nuevo gas sea un sustituto directo del gas existente. Si esto no es así, el coste se dispara, tanto en mano de obra, como en materiales de instalación (valvulería, filtros, etc…), y en mobiliario.

No obstante, aunque el gas sea un sustituto directo, ¿Es el Retrofit por sí solo una solución al problema de las fugas de gas? La respuesta claramente es no. Las fugas no son estables, sino que con el tiempo, por la erosión del poro en la tubería o elemento, van a más. Esto quiere decir que mientras no reparemos esa fuga, cada vez estaremos perdiendo mayor cantidad de gas. Al hacer un Retrofit lo único que conseguiremos es que el coste por Kg de gas fugado sea menor (de momento), y algunos hablan de una reducción de la presión en la tubería, pero realmente esto no es un argumento del todo válido y está más que demostrado, ya que sea cual sea la presión de trabajo del nuevo gas, es mucho mayor que la atmosférica, y por lo tanto el gas saldrá igualmente del circuito si tiene ocasión de hacerlo.

Por poner un ejemplo doméstico, imaginad que en vuestra casa la calefacción es de gasoil y que las ventanas no tienen rotura de puente térmico, ni un aislamiento medianamente bueno, lo que provoca que en invierno, el 40% del calor generado por vuestra caldera, se vaya por la ventana. Evidentemente esto provoca un mayor consumo de gasoil y por lo tanto, un mayor coste de explotación; esto nos suena, ¿verdad?

Como el gasoil tiene un precio elevado, decido cambiar mi caldera a pellets. Bien, la primera consecuencia de esto es un coste de inversión para cambiar la instalación de gasoil a pellets o biomasa, y la segunda es que probablemente el coste de explotación del pellet sea menor que el del gasoil, pero de lo que no cabe ninguna duda es que mientras no solucionemos el hecho de que por las ventanas se nos escapa el calor, seguiremos tirando a la basura un 40% de nuestro gasto en calefacción, haciendo que la caldera funcione más tiempo del necesario lo que seguirá generando un mayor consumo eléctrico y acortando la vida operativa de la misma.

Llegados a este punto, creo que todos podemos ver la analogía con el circuito frigorífico. Las fugas de gas refrigerante significan:

  • Coste directo por la recarga de gas refrigerante
  • Mayor consumo energético; una instalación con un ratio de fugas del 20% está consumiendo un 15% más de electricidad
  • Mayor desgaste de los componentes de la instalación por un mayor tiempo de funcionamiento, lo que provoca mayores costes de mantenimiento
  • Mayores arranques y paradas de compresor que a su vez provocan stress mecánico en la instalación, que como todos sabemos, es uno de los mayores causantes de fugas de gas

 

AKOGAS NDIR

Por lo tanto, disponer de un Sistema de Monitorización y Detección Prematura de Fugas como AKOGAS NDIR, es absolutamente clave para reducir las fugas de nuestro establecimiento, sobre todo en aquéllos que aún no han alcanzado el punto de imagen akogas ndir amortización y que con este sistema, podemos prolongar su vida operativa, y reducir el coste energético asociado a las fugas, así como asegurar la correcta conservación del producto almacenado, algo que como sabemos es cada día más importante, y uno de los factores de decisión de compra del consumidor en las grandes superficies.

Más de 250 instalaciones nos avalan, con un sistema que ha logrado reducir las fugas hasta en un 85% en los establecimientos donde ha sido instalado, aportando información precisa y fiable sobre dónde se encuentra la fuga, en qué horas ésta es más notoria, y cuánto estamos fugando. Gracias a esta información, los tiempos de búsqueda del mantenedor se han reducido hasta en un 90%, todo ello en ausencia absoluta de falsas alarmas, incluso en condiciones típicamente adversas para la detección como son las cámaras de frutas, verduras, pescado, quesos y fermentación de pan, o ambientes donde se utilicen productos de limpieza agresivos, disolventes, alcoholes, lejías… sustancias todas ellas que provocan falsas alarmas en otro tipo de tecnología. Además, su robusta construcción con una protección IP68 y una temperatura de trabajo hasta -30ºC, asegura su fiabilidad y permite su instalación en cámaras negativas e incluso, en el interior de la cubeta de los lineales.

En cuanto a la comunicación de los equipos, AKOGAS NDIR ya está disponible también con tecnología NB-IoT (Narro Band – Internet of Things), que permite la comunicación de estos equipos con el Sistema de Monitorización y Envío de Alertas AKONET.Cloud, en ausencia total de cables de comunicación. Esto proporciona un coste de instalación muy inferior a otras tecnologías como el MODBUS, LONBUS ó Ethernet, y además no necesita de su inclusión en la red del establecimiento, ya que cada equipo se conecta directamente a AKONET.Cloud sin necesidad de ningún hub, webserver, o toma ethernet, lo que simplifica muchísimo la implantación del sistema y respeta al 100% la seguridad de la red interna del establecimiento, mediante su propio protocolo de comunicación encriptado y redundante, que asegura la privacidad y garantía de los datos almacenados.

En AKO Electromecánica, contamos con más de 40 años de experiencia en el sector de la refrigeración. Te ofrecemos una auditoría de tus instalaciones, y un estudio técnico-económico adhoc con la propuesta que mejor se adapte a tu caso en particular. No dudes en contactar con nosotros para más información.